CON UN FUERTE TRABAJO EN TERRENO, EL GOBIERNO ATENDIÓ DEMANDAS DE PRODUCTORES RURALES DE MIRAFLORES Y CASTELLI

Brindaron asesoramiento a las iniciativas planteadas para fortalecer la producción y mejorar la calidad de vida de las familias rurales.

El Gobierno provincial, a través del Ministerio de Producción, recepcionó las demandas que realizaron pequeños productores asentados en las zonas rurales de Miraflores y Juan José Castelli, a quienes se les brindó asesoramiento técnico sobre las actividades que podrían canalizarse en esos lugares, donde la calidad de los suelos y la escasez de agua no son muy favorables para la sustentabilidad de un emprendimiento productivo.

Esta realidad fue constatada en terreno durante la recorrida que realizó un equipo de trabajo del Ministerio de Producción, integrada por Roberto Guillard, Martín Garcilazo y Alejandro Albornoz, técnicos que pertenecen a la órbita de la Subsecretaría de Agricultura. Allí mantuvieron un contacto directo con estos pequeños productores y sus familias, así como el cuerpo docente y directivo de una escuela que atiende a la comunidad aborigen en Miraflores.

El trabajo en terreno forma parte de la impronta de esta gestión de gobierno que encabeza el gobernador Domingo Peppo, con el objetivo de llevar los servicios públicos a todos los rincones de la provincia, atendiendo a los sectores más vulnerables, brindando respuestas inmediatas a las dificultades que se presenten.

“Desde el Ministerio de Producción hemos diagramado un mecanismo de acción que abarca a toda la geografía provincial, porque eso es lo que nos pidió el gobernador”, aseveró el ministro de Producción Gabriel Tortarolo, quien además explicó que “a través de nuestra red de técnicos atendemos las demandas de los pequeños productores y proyectamos diversas acciones para alentar las distintas cadenas productivas que mejoren la calidad de vida de quienes producen y que esto contribuya al arraigo rural”.

Extensa recorrida

La recorrida efectuada por los técnicos de Producción abarcó la Escuela Provincial Nº 1034 en Miraflores, cuyas autoridades quieren impulsar una huerta escolar ante la gran cantidad de alumnos que asisten al establecimiento (200 en etapa primaria y 70 en jardín de infantes, a los que se suman otros 100 que concurren a un anexo enclavado en la zona urbana). La escuela cuenta con un comedor escolar, pero el objetivo de los directivos y docentes es que todo lo producido sea una complementación a la dieta de los alumnos.

Los técnicos de Producción aconsejaron distintas acciones a implementar para llevar adelante la iniciativa y mejorar las condiciones del sueño y la disponibilidad de agua. La huerta además servirá para enseñanza de los alumnos, con la posibilidad de comercializar lo producido.

Asimismo, desde la cartera de Producción se asistirá con asesoramiento técnico y semillas a padres de los alumnos, que manifestaron la necesidad de impulsar huertas en sus hogares como actividad complementaria, aportando a la economía familiar y como fuente de alimento. 

Por otro lado, los técnicos se dirigieron hasta el ex Campo Flores, tierras comunitarias ubicadas a 3 kilómetros de Miraflores, donde reside la comunidad qompi, con la finalidad de conocer las condiciones agronómicas del lugar para poder implementar alguna actividad productiva. 

Se trata de un predio de 1.500 hectáreas donde residen unas 30 familias, quienes tienen viviendas que fueron construidas por un programa nacional, sin servicio de energía eléctrica. Los títulos de las tierras están en proceso de gestión en la órbita del Instituto de Colonización.

Por otro lado, se dirigieron hasta el Paraje Puerta Negra, a 36 kilómetros de Castelli, posteriormente visitaron el paraje Pampa Argentina – Lote N° 54, distante 15 kilómetros de Castelli. Allí, los técnicos dieron asistencia para implementar una huerta comunitaria, para lo cual se coordinará con el Programa pro huerta. También se les informó que la cría de animales puede ser una alternativa, pero con la solución mas amplia a nivel territorio de abastecimiento de agua.

Desde ese lugar viajaron hasta el paraje Olla Quebrada – Las Palmeras, donde viven 40 familias. A ellos se les aconsejó solucionar el abastecimiento continuo de agua con fuente subterránea o captación de lluvia, incrementar la producción de hortalizas en verduras de hojas, ya que tienen un mercado cercano, como El Espinillo a 6 kilómetros. También se les sugirió que para la producción de leña utilicen hornos metálicos portátiles y que avancen con la producción de caprinos, ya que la misma es una buena alternativa para el lugar, mientras que se harán los estudios correspondientes para poder impulsar la apicultura.

La gira técnica concluyó en el paraje Pozo La Tuna, lugar que cuenta con suelos de buena calidad para la producción mixta, donde viven 6 familias. Se las instruyó para organizar una huerta comunitaria, no solamente para consumo propio sino para comercializar, ya que están a 10 kilómetros de El Espinillo. También se les indicó que con la disponibilidad de agua en forma continua pueden producir animales menores, como caprinos y porcinos, complementado con producción de maíz y ovinos. En cuanto a la producción de carbón, se les recomendó utilizar hornos metálicos portátiles.

Ninguna de las comunidades aborígenes visitadas integra los Consorcios de Servicios Rurales o Consorcios de Ladrilleros, por lo que se les recomendó organizarse para que de esta manera obtengan mejores resultados en las gestiones que realicen a futuro.

Subsecretaría de Prensa
Secretaría General de Gobierno y Coordinación

+54.3624448012

s...@chaco.gob.ar

© 2018 - CHACO Gobierno del pueblo

Desarrollado por:
Conektic

CHACO Gobierno del pueblo