EN MARZO SALUD REFUERZA LA CONCIENTIZACIÓN DEL CÁNCER DE CUELLO DE ÚTERO

Se insiste en la realización del PAP para la detección temprana de cualquier lesión. Asimismo se recuerda la importancia de informarse sobre este tipo de cáncer que es prevenible, se puede tratar y curar si es diagnosticado a tiempo.

El Ministerio de Salud Pública durante el mes de marzo convocó a la comunidad a fortalecer la prevención y la detección temprana del cáncer de cuello de útero en la provincia. A través del equipo del programa provincial de Prevención del Cáncer Cervicouterino llevó adelante una serie de actividades a fin de informar sobre la enfermedad y reforzar la realización del Papanicolao.

Cada año se detectan 4000 mil nuevos casos de cáncer del cuello del útero y 1800 mujeres mueren en Argentina. Chaco duplica el número de casos (15,3% cada 100 mil) en comparación a la tasa nacional (7%), convirtiendo este tipo de cáncer en la segunda causa de muerte de mujeres en la provincia, después del cáncer de mama.

La coordinadora del programa Carolina Centeno precisó que para reducir la cifra de mujeres afectadas es fundamental el acceso a la información. “Es vital que las mujeres conozcan la enfermedad, accedan a los métodos de prevención y principalmente se realicen el papanicolao (PAP) y conozcan sus resultados porque es un derecho de todas”, afirmó.

En el mismo sentido remarcó que la salud de las mujeres suele estar postergada por otros problemas de la vida cotidiana. “Éste es un cáncer que afecta solamente a las mujeres y muchos casos llegan en un estado muy avanzado porque no accedieron a un diagnóstico temprano”, indicó y recordó que el cáncer de cervicouterino es prevenible, se puede tratar y curar si se detectan y tratan a tiempo las lesiones precancerosas en el cuello de útero.

“El equipo de Salud hizo extensiva la conmemoración del Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer Cervicouterino del 26 de marzo a todo el mes, con el objetivo de que las mujeres conozcan cuales son las herramientas de prevención, y reforzar la eficacia y rápidez del PAP”, agregó Centeno.  La cartera sanitaria efectuó charlas, capacitaciones y un mural en las instalaciones del Hospital Julio C. Perrando.

Prevención

Las principales medidas de prevención son: el Test de Papanicolaou (PAP) porque detecta lesiones en el cuello del útero, lo que permite tratarlas antes de que se conviertan en cáncer. Se recomienda que se realicen el PAP las mujeres a partir de los 25 años. Si durante 2 años seguidos el PAP da negativo, se puede espaciar a 3 años.

También la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), previene contra la infección de los VPH que causan aproximadamente el 80% de los casos de cáncer de cuello de útero. La vacuna es gratuita y obligatoria para las niñas  y niños de 11 años. Son necesarias 3 dosis para conseguir la máxima protección.

El uso del preservativo disminuye la transmisión sexual del VPH; además colabora de manera significativa la reducción del tabaquismo.

El cáncer cervicouterino y VPH

El cáncer de cuello de útero es una enfermedad que se produce cuando las células del cuello uterino comienzan a transformarse en una forma anormal y son conocidas como “lesiones”. Afecta principalmente a las mujeres a partir de los 35 años y la probabilidad de desarrollar este cáncer aumenta con la edad. Los especialistas insisten en la realización del PAP a todas las mujeres entre 35 y 64 años.  Las mujeres mayores de 64 años que nunca se hayan hecho un PAP también deben hacerlo.

Este cáncer es causado por algunos tipos de VPH (Virus de Papiloma Humano). El VPH es un virus muy frecuente entre las personas, que se transmite por contacto sexual. En la mayoría de los casos, el virus desaparece solo, sin causar ninguna manifestación o síntoma en el cuerpo. Sólo en una pequeña proporción de casos, alrededor del 5%, el virus se torna persistente, pudiendo provocar lesiones que con el tiempo pueden convertirse en cáncer.

Es importante saber que más del 90% de esas infecciones suelen ser transitorias, el propio sistema inmune lo controla y desaparecen espontáneamente en un periodo aproximado de dos años. En el caso de las mujeres, sólo el 5% de las infecciones producidas por los tipos de VPH de alto riesgo oncogénico tienen probabilidad de avanzar y generar cáncer cervicouterino.

Dado que las lesiones no se sienten ni pueden verse a simple vista, el PAP sigue siendo la medida más efectiva para detectar lesiones precancerosa. Al respecto Centeno subrayó que tener  VPH no significa tener cáncer de cuello de útero.

PAP: Test Papanicolao

El PAP es un examen sencillo y que no produce dolor. Se introduce un espéculo en la vagina y se extraen con una espátula células desprendidas del cuello uterino. Sólo dura unos minutos  y es una manera efectiva de detectar lesiones del cuello de útero. En este punto Centeno indicó que es fundamental que la mujer acceda a los resultados; “es su derecho realizarse el test y conocer la información de su salud”, enfatizó.

Este test detecta lesiones precancerosas en el cuello uterino, si es necesario se efectúan  otros estudios para confirmar la lesión. Existen diferentes tipos de tratamientos, según la particularidad de cada caso.

 

 

Subsecretaría de Prensa
Secretaría General de Gobierno y Coordinación

+54.3624448012

s...@chaco.gob.ar

© 2018 - CHACO Gobierno del pueblo

Desarrollado por:
Conektic

CHACO Gobierno del pueblo