NOTICIAS

HELADERÍAS SOCIALES INCLUSIVAS: RESPALDO A LA PROPUESTA DE GENERAR INGRESOS PARA EMPRENDEDORES

El Gobierno provincial, a través del Ministerio de Desarrollo Social, realizó una charla enfocada en la importancia del correcto manejo y la inocuidad de alimentos. La iniciativa representa un sostenido y continuo avance en la calidad de vida de trabajadoras y trabajadores independientes.

Avanzando con el programa Heladerías Sociales Inclusivas, la vicegobernadora, Analía Rach Quiroga y la ministra de Desarrollo Social, María Pía Chiacchio Cavana, recorrieron este viernes varios de los 20 emprendimientos de ese tipo que funcionan en el Área Metropolitana. Asimismo, compartieron una capacitación para quienes se sumaron a esta propuesta de emprendedurismo que apunta a mejorar los ingresos de familias vulnerables, con un especial enfoque en aquellas mujeres que deben afrontar solas la crianza de sus hijos, sufrieron algún tipo de violencia o simplemente están en la búsqueda de alternativas laborales.

“Hoy nos toca estar brevemente visitando. por los cuidados sanitarios existentes y necesarios, el emprendimiento en la casa de Ramona Alfonso, que como otras personas vieron en esta alternativa una posibilidad de sumar recursos para la mantención de su grupo familiar, contando con el acompañamiento de equipos del Ministerio de Desarrollo Social, que son profesionales, comprometidos y con empatía para estas tareas”, destacó la vicegobernadora.

“No solo es importante desde la mirada de contar con un proyecto propio y que implique ingresos, sino también que con estas Heladerías Sociales Inclusivas se pueden ofrecer productos de calidad certificada en números barrios populares y a precios accesibles”, graficó la ministra Chiacchio Cavana, quien estuvo acompañada del subsecretario de Economía y Políticas Sociales, Diego Luna.

Mediante un acuerdo con la empresa Helacor SA, que comercializa productos Vía Bana, el proyecto apunta a mujeres que tengan entre 25 y 45 años con menos de tres hijos y que cuenten con espacios en sus hogares para el desarrollo del negocio. La firma financia las iniciativas con el abastecimiento de productos y cartelería, las emprendedoras asumen el compromiso del pago de una cuota social destinada a cubrir los costos de la inversión inicial, también la firma destina al financiamiento de otras alternativas similares. Por su parte, la cartera social brinda asesoramiento tributario y capacitaciones con las profesionales de la Unidad Provincial de Seguimiento Nutricional a las emprendedoras, en relación a medidas de bioseguridad y manejo de alimentos y generando canales de comercialización.

“Como Ramona, que desarrolla su proyecto en el barrio Don Bosco y que tiende a expandirse, nuestra intención es potenciar cada uno de los emprendimientos como también generar un gran círculo en el que podamos sumar a más mujeres y hombres interesados en esta propuesta”, indicó la titular de la cartera social.

 

Testimonios

En la capacitación también hubo un espacio para que emprendedoras den sus testimonios respecto de lo que representa este tipo de proyectos que encaran desde enero de 2021.

“En mi caso venía postergando hace tiempo mejorar mi casa y arreglar la vereda, y cuando surgió esta alternativa no dudé, con el respaldo de Desarrollo Social puedo decir que hoy pude comenzar a efectuar estas mejoras que para mí y mi familia son muy importantes”, señaló Tatiana.

Sabrina encara el proyecto con sus hermanas y lo que destaca del proyecto, además de contar con un ingreso extra, es la posibilidad de afianzar lazos familiares.

Brenda, otra de las emprendedoras de la iniciativa que por ahora se concentra en barrios populosos del Gran Resistencia, valoró también esas pequeñas mejoras diarias en el estándar de vida que se permite a partir de implementar esta iniciativa en su casa.

“La situación económica es muy compleja, la pandemia nos pegó de lleno a quienes vivíamos del día a día y con esto de a poco nos vamos recuperando y esperamos continuar por este camino”, cerró la beneficiaria de otra helaría popular de las 20 que se encuentran funcionando en barrios populares de Fontana, Barranqueras y Resistencia.