NOTICIAS

SONEIRA: “EL TRASPASO DE LAS TIERRAS DEL EX CAMPO DE TIRO A LA PROVINCIA ES UN HITO HISTÓRICO QUE BENEFICIARÁ A MILES DE FAMILIAS”

A través del proyecto urbanístico Nuevo Sur Resistencia se prevé obtener los recursos para que unas 31 mil familias chaqueñas puedan obtener su título de propiedad y dar respuesta a la demanda habitacional de la provincia, creando un Banco de Tierras, que genere el acceso equitativo a la tierra.

La secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente Marta Soneira participó del acto donde se concretó la firma de la escritura traslativa de dominio del predio del “Ex Campo de Tiro de Artillería”, por parte del presidente de la Nación Alberto Fernández al jefe de Gabinete de Ministros Santiago Cafiero y al gobernador Jorge Capitanich.

De este modo, las 3.960 hectáreas, divididas en 40 chacras, pasaron a ser propiedad de la Provincia y se destrabó un trámite que lleva años de iniciado, para que se pueda disponer de esas tierras y llevar a cabo un Plan Maestro de ordenamiento y desarrollo urbano. El como objetivo es que familias chaqueñas puedan acceder a un lote con servicios donde edificar su casa, y ejecutar proyectos de vivienda, que es una demanda urgente de la comunidad.

Este plan no solo contempla la posibilidad de generar nuevas viviendas sino que además tiene en cuenta a los antiguos pobladores que tienen proyectos productivos y genera la posibilidad de regularizar la situación de aquellos que construyeron sus casas por medio de cooperativas, pero no cuentan con su título de propiedad.

Nuevo Sur Resistencia

A partir del proyecto urbanístico denominado Nuevo Sur Resistencia se prevé obtener los recursos para que unas 31 mil familias chaqueñas puedan obtener su título de propiedad y, además, dar respuesta a la demanda habitacional de la provincia, creando un Banco de Tierras, generando el acceso equitativo a la tierra.

El Plan Maestro fue desarrollado entre el Ministerio de Desarrollo Urbano y Territorial (actualmente absorbido por la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente) y Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de Nordeste (UNNE) a partir del 2015. El Plan prevé el ordenamiento en cinco Zonas Estratégicas de Desarrollo Sostenible (ZEDS): una de urbanización; una productiva de recuperación de la cuenca del Río Arazá; un polo tecnológico, científico y cultural; una industrial; y la Reserva RAMSAR.

El Plan impulsa un desarrollo del territorio socialmente integrado y ambientalmente sustentable, que contribuya a la expansión futura y al mejoramiento de la calidad de vida de la población. Implica, además, un cambio de paradigma en cuanto a la planificación urbana en el que el Estado asume el rol de desarrollador.

 

Participación pública y privada

El proyecto Nuevo Sur Resistencia será impulsado por sectores públicos y privados, posibilitando la regularización de 33.000 lotes urbanos que permitirán el desarrollo inmobiliario ordenado, optimizando recursos y fomentando la inversión. Se planifica que esta zona tenga conexión con la circunvalación, el Parque Industrial y con el nuevo puente Chaco-Corrientes.

Por otra parte, permitirá absorber parte de la demanda habitacional del área Metropolitana del Gran Resistencia, mediante el acceso a la tierra, los servicios, y la vivienda de manera ordenada y equitativa, mejorando la calidad de vida la comunidad con infraestructura urbana para el deporte, la salud, la educación, la cultura y la recreación.

Primera etapa

En una primera etapa se podrá comenzar con obras en las chacras 141 (que va desde avenida Mac Lean hasta Hernandarias) y 142 (que va desde avenida Hernandarias hasta avenida Alberdi), totalizando de 48 manzanas.

Allí se podrán construir 2.648 unidades habitacionales y 492 locales comerciales, beneficiando a 11.916 personas. Contará con servicios básicos, como red de agua potable, cloacas, electricidad, además de red de gas y fibra óptica. Y se reservará más del 15% de la superficie para espacios verdes. El ingreso pavimentado será por la avenida paralela al Canal 16, por donde además se prevé la conexión de infraestructura y servicios.