NOTICIAS

EGRESADOS DE LA ESCUELA DE SALUD PÚBLICA CREARON CONMUTADOR PARA ASEGURAR LA ENERGÍA DEL VACUNATORIO

Fueron alumnos de Tecnicatura Superior en Mantenimiento de Servicios de Salud. El equipo creado detecta el corte de energía eléctrica y automáticamente pone en marcha el grupo electrógeno. El sistema fue puesto en funcionamiento el fin de semana pasado.

La Escuela de Salud Pública, del Ministerio de Salud del Chaco cuenta desde el fin de semana pasado con un conmutador automático a energía de respaldo, que cumple la función de activar el grupo electrógeno en cuanto detecta un corte de energía eléctrica. Luego del control de calidad, el equipo ya se encuentra en funcionamiento, asegurando la protección de las vacunas de la posta que está destinada a docentes en la Campaña Provincial de Vacunación Contra Covid-19, en Lisandro de la Torre 264.

La Tecnicatura Superior en Mantenimiento de Servicios de Salud es una carrera de tres años que comenzó a dictarse en el 2004 y que actualmente funciona en ese edificio. El director de la carrera, Horacio Silva, junto a los egresados Cintia Valenzuela y Alejandro Kemper, fueron quienes crearon el sistema.

“El equipo permite dar garantía en el mantenimiento de la temperatura adecuada de las vacunas, porque si bien las heladeras tienen una hora de autonomía para ser conectadas al grupo electrógeno cuando se corta la electricidad, la instalación de este sistema da una certeza de que las vacunas no perderán la cadena de frío”, explicó Silva.

“El conmutador es un sistema electrónico programable al que uno le dice lo que tiene que hacer. Continuamente está censando la energía de red y cuando falta, automáticamente hace el cambio a la energía del grupo de electrógeno y lo pone en marcha”, detalló.

El proyecto comenzó aproximadamente hace un mes, con la noticia de que la Escuela de Salud Pública iba a ser uno de los centros vacunatorios en la campaña de Vacunación Contra Covid-19. Para iniciarlo, se tuvieron en cuenta los proyectos que los estudiantes habían presentado como trabajo integrador, en los cuales se había utilizado la misma tecnología: uno de ellos con un sistema de alarmas, y un sistema para mantener la temperatura de una incubadora.

Además de formar a estudiantes con perfiles amplios, bajo los pilares de arquitectura, electricidad, electrónica y electromedicina (profundizando en equipamientos médicos, poder analizarlos, repararlos, calibrarlos), Silva comentó que dos de los egresados son ahora máximos responsables en grandes instituciones de salud. Uno es el jefe de Mantenimiento del Hospital Perrando, y el otro es jefe de Mantenimiento del Sanatorio Chaco.

El equipo se puede comprar en el mercado a un costo muy elevado, y el desarrollado por ellos, tuvo un costo de 20 mil pesos, financiados por el Ministerio de Salud Pública. “Nuestra idea es replicar este sistema en otros vacunatorios y trabajar también en otros proyectos que incluyan aplicaciones telefónicas”, concluyó Silva.

Previo a la pandemia, el cursado es de lunes a viernes, de 14.30 a 19 o 20, en cuyo horario se articulan prácticas profesionalizantes que se realizan en Hospitales como el Perrando, el Eva Perón de Barranqueras o los centros de Salud de los barrios Villa San Martín y 500 Viviendas. Para agosto, está previsto que la misma carrera se replique en Presidencia Roque Sáenz Peña.

Gran aporte a la Salud Pública

Por su parte, la directora de la Escuela de Salud Pública, Gloria Soto se mostró muy satisfecha por el hecho de que el vacunatorio pueda contar con esta innovación, en un momento tan importante como este. “Si bien las vacunas fueron siempre muy importantes para la Salud Pública, con la pandemia por Covid 19 cobraron especial importancia, es por eso que celebramos que este tipo de innovaciones pueda ayudarnos a protegerlas”.

Además, agregó: “Con la pandemia, las personas que realizan tareas de mantenimiento de equipos de salud cobraron una especial importancia en el funcionamiento general de centros de salud, hospitales y clínicas”.