NOTICIAS

COMENZARON LOS CURSOS DE FORMACIÓN PARA FUTUROS MEDIADORES COMUNITARIOS

El programa de Mediación Comunitaria promueve la resolución de conflictos de manera pacífica, garantizando una escucha activa y promoviendo el acceso a justicia de los ciudadanos y las ciudadanas del Chaco.

Este viernes, el Ministerio de Seguridad y Justicia, a través de la Subsecretaría de Justicia, en conjunto con la Dirección Nacional de Mediaciones, dio inicio al curso de formación en mediación comunitaria para el personal de los 30 municipios de la provincia que se incorporaron al Programa de Mediación Comunitaria.

Además, el pasado 19 de abril, comenzó el ciclo de formación intermedia en mediación comunitaria dictado por la Fundación Instituto de Mediación (FIMe). De esta manera, se avanza hacia la formación de 120 personas como mediadores comunitarios.

La apertura de las capacitaciones se enmarca dentro de las políticas públicas de acceso a justicia de la Subsecretaría de Justicia de la provincia, a cargo de Lourdes Polo Budzvosky, en coordinación con representantes del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

“Este es un proyecto que el Gobernador de la Provincia, a través de la Subsecretaría, impulsó en septiembre del año pasado en la fuerte convicción de promover los mecanismos alternativos de resolución de conflicto. Nos resulta indispensable fortalecer la convivencia pacifica, promover la cultura del dialogo y la participación ciudadana en mecanismos como estos”, aseguró la subsecretaria Lourdes Polo Budzovsky.

 

Un proyecto federal

El curso servirá para formar a agentes de 30 localidades de la provincia del Chaco, seleccionadas de forma estratégica para llevar adelante el Programa de Mediación Comunitaria. Se trata de un procedimiento de resolución de conflictos no adversarial, voluntario, colaborativo y gratuito, dirigido por un tercero neutral, mediador, que ayuda a mejorar y optimizar la comunicación entre los ciudadanos, en pos de generar soluciones oportunas, legitimadas por ellos.

En la apertura de las jornadas de formación, Patricio Ferrazzano, director nacional de Mediación agradeció al Gobierno del Chaco por la invitación y el trabajo conjunto en materia de resolución de conflictos. “La federalización de la mediación es un proyecto importante, estoy convencido de que es muy útil y necesario para avanzar en materia de resolución de conflictos”, analizó.  

“Entendemos que la consolidación de las políticas públicas parten de la articulación entre Nación, Provincia y Municipio, desde una mirada federal y de justicia social. La mediación comunitaria en particular como practica social contribuye a formar espcios y procesos de diálogos participativos en la prevención y gestión , cooperativa y armonica, de los conflictos vecinales”, agregó la subsecretaria Lourdes Polo Budzovsky.

 

Otras capacitaciones

Vale recordar que el lunes 19 se dio inicio al ciclo de capacitación intermedia en Mediación Comunitaria por la Fundación Instituto de Mediación (FIMe). La misma se financia a través del Consejo Federal de Inversión.

De dichas jornadas se encuentran participando 55 personas de diferentes municipios de la provincia (son personal de los municipios). Actividad que se desarrolla en el marco del Programa de Mediación Comunitaria dependiente de la Subsecretaría de Justicia.

La mediación comunitaria es una meta del Gobierno provincial y se aplicará a conflictos vecinales, con el objetivo de reducir la tasa de judicialización de conflictos. Entendiendo como tales las controversias que surjan en virtud de la convivencia o proximidad entre vecinos, como ser: ruidos y vibraciones molestos, olores, humo, higiene, basura, mascotas, cuestiones de medianería y construcción, entre otros, resultando la presente meramente enunciativa.

Su objetivo es facilitar el acceso a justicia mediante la participación activa de los involucrados generando la autogestión y resolución de conflictos. Se reduce el índice de procesos judiciales innecesarios, se propicia el diálogo, y se genera el compromiso y la participación vecinal promoviendo una actitud preventiva y colaborativa para abordar tempranamente los conflictos comunitarios.