NOTICIAS

DESAFÍO EXPORTADOR: PRODUCCIÓN CONTINÚA CON LAS VISITAS A EMPRESAS EN TODA LA PROVINCIA

“Se trata de pymes y emprendedores integrados al programa que nos permite acercar todo tipo de asistencia y asesoramiento para fortalecer su perfil de comercio exterior en busca de mercados internacionales”, precisó la subsecretaria de Comercio Exterior y Defensa de la Competencia Ludmila Voloj, quien encabezó las recorridas.

La subsecretaria de Comercio Exterior y Defensa de la Competencia Ludmila Voloj continuó, esta semana, con la recorrida por pymes de distintos puntos de la provincia que forman parte del programa Desafío Exportador que asiste con diversas herramientas, visitas técnicas y asesoramiento profesional directo. De esta manera, el Ministerio de Producción, Industria y Empleo refuerza el acompañamiento a las empresas y emprendedores vinculados al esquema.

La funcionaria mantuvo reuniones con los propietarios y encargados de las empresas y emprendedores, dedicados a distintos rubros productivos e industriales. “Se trata de pymes y emprendedores integrados a Desafío Exportador, un programa que nos permite acercar todo tipo de asistencia y asesoramiento exclusivo para fortalecer su perfil de comercio exterior en busca de mercados internacionales”, precisó Voloj.

Este esquema -que se ejecuta de manera conjunta entre Provincia y Nación- apunta a sumar herramientas que permitan acompañar al sector productivo-empresarial para consolidar y ampliar la matriz exportadora, diversificar mercados y aumentar el volumen y la calidad de las exportaciones chaqueñas.“Desde el gobierno trabajamos con la premisa clara de que más exportaciones implica mayor producción y más empleo; por eso propiciamos la industrialización de materias primas para incrementar nuestra base de comercio exterior y salida al mundo”, sostuvo.

Actualmente, en la provincia hay 54 empresas locales que reciben asistencia directa del programa que contempla, entre otras cuestiones soporte, capacitación técnica, co-financiamiento, monitoreo y seguimiento. “Apuntamos a fortalecer y propiciar el ámbito para incrementar las exportaciones mediante la asistencia técnica de un profesional en todo el proceso, una ayuda que se otorga a costo cero para las empresas”, remarcó.

El programa se complementa con los distintos esquemas ya vigentes en materia de promoción industrial, de creación de empleo privado formal y también la concreción de distintas obras de infraestructura vinculadas a la conectividad logística y sistémica.

Las 54 empresas incluidas en el esquema de asistencia pertenecen a distintos rubros estratégicos, entre ellos servicios basados en conocimiento (software, actividades profesionales, servicios turísticos); alimentos (miel, dulces regionales y conservas, helados); muebles (en madera, hierro, cuero); agro (cereales, alfalfa, carbón y madera); maquinaria agrícola y metalmecánica; e industrias varias (arte en vidrio, editoriales, textiles, insumos ópticos, calzado e indumentaria, aceite y esencias).

Desafío Exportador está dirigido a pymes, cooperativas y otras organizaciones con potencial exportador o exportadoras eventuales de productos y/o servicios; y en paralelo a empresas que mediante un proceso de inversión puedan mejorar su inserción en una cadena de valor con salida exportadora”, precisó la subsecretaria y agregó que también pueden acceder agrupamientos de empresas que, mediante mecanismos asociativos, deseen integrar y potenciar su oferta exportable.

 

Las empresas visitadas esta última semana

Entre jueves y viernes, Voloj e integrantes del equipo técnico de Comercio Exterior visitaron la cooperativa apícola Misky Shumaj, que actualmente cuenta con 47 socios y capacidad promedio de producción de miel de entre 400 y 450 tambores de 300 kilogramos.

La firma -con sede en General Pinedo- posee una sala de extracción y fraccionamiento y se encuentra en la etapa de promoción internacional trabajando con Alemania y Estados Unidos como destinos de exportación.

Por otra parte, recorrió dos predios rurales de Nicolás Landriel, en Coronel Du Graty y Santa Sylvina, donde se producen semillas y fardos de alfalfa en una superficie de alrededor de 170 hectáreas.

Este emprendimiento se halla en la etapa inicial del desarrollo de su plan de comercio exterior en fase de definición de destinos para exportación.