NOTICIAS

DÍA MUNDIAL DE LA SALUD: CHACO RECUERDA LA IMPORTANCIA DE PREVENIR ENFERMEDADES CRÓNICAS

Con el fin de evitar enfermedades renales, arteriales y cardiovasculares desde el Ministerio de Salud Pública se llevan a cabo diversas actividades de concientización. Una de estas estrategias promueve el uso de un 25% menos de sal en los productos panificados.

 

“Este día tan especial nos recuerda la importancia de trabajar para mantener el buen estado de la salud y la importancia de la prevención, de los hábitos saludables, del diagnóstico oportuno y de la asistencia oportuna de aquellas enfermedades que necesitan un tratamiento”, resaltó la ministra de Salud Pública del Chaco, Paola Benítez, en el marco del Día Mundial de la Salud que se conmemora hoy 7 de abril.

En este marco, desde el Ministerio de Salud Pública de la provincia destacan la importancia de mantener hábitos saludables y una alimentación sana que reduzca el consumo diario de sal. En ese sentido César García, a cargo del programa “Menos sal, más vida”, recordó que “esta propuesta nació por Ley 26.205 en el año 2013 y desde entonces se viene trabajando en la reducción del consumo de sal en la población”.  

 

Generar conciencia de una alimentación sana

El referente en Chaco de “Menos sal, más vida” recordó que según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (que data de 2.018) en la Argentina el consumo diario de sal es de entre 11,7 a 12 gramos por persona, “cuando la recomendación de la OMS nos habla de 5 gramos a diario para un consumo sano”.

“Las acciones que llevamos a cabo buscan concientizar de lo favorable que es tener una vida sana y una alimentación sana, reduciendo los niveles de sal, para disminuir el riesgo de padecer enfermedades crónicas no transmisibles”, expresó García. Se busca promover hábitos saludables con el fin de prevenir enfermedades renales, arteriales y cardiovasculares.

Desde el espacio perteneciente al Departamento de Enfermedades Crónicas No Transmisibles se planifican y realizan actividades informativas y de concientización para disminuir el elevado consumo de sal por habitante: una de estas acciones consiste en el trabajo en conjunto con panaderías y restaurantes.

 

Estrategia conjunta con panaderías

“Venimos trabajando, por ejemplo, con las distintas panaderías, para la elaboración de panificados con un 25% menos de sal”, narró García. “Es valioso recordar que en la elaboración del pan se coloca un kilogramo de sal por cada 50 kilogramos de harina. La idea es que sean 750 gramos por cada 50 kilogramos, para mantener un 25% de reducción de sal en los panificados”, explicó.

Mediante la consigna “Menos sal, más vida”, García, destaca también la importancia de generar conciencia desde la niñez para prevenir enfermedades renales, arteriales y cardiovasculares a futuro. La cantina saludable es una propuesta para trabajar desde la infancia en los entornos escolares saludables, “en la importancia de una alimentación saludable y de reducir el consumo de sal desde la niñez”, recalcó el profesional. La provincia cuenta actualmente con la Ley de Entornos Escolares Saludables, promulgada en agosto de 2020 por la legislatura del Chaco.

“Si no bajamos el consumo de sal nos ocasionará una enfermedad crónica, silenciosa, no transmisible, que es la hipertensión arterial y esta, a su vez, si no la controlamos, nos puede llevar a padecer accidentes cerebrovasculares, infartos y a su vez enfermedades renales”, recalcó García. “Las cifras marcan un 34% de la población con hipertensión después de los 18 años, es silenciosa y no nos damos cuenta”, alertó.

La propuesta de “Menos sal, más vida” busca disminuir el uso de sal en productos panificados, así como también en las cocinas domiciliarias. Con el fin de prevenir enfermedades renales, arteriales y cardiovasculares desde el Ministerio de Salud Pública se avanza en las tareas de concientización ante la necesidad de bajar el consumo diario de sal.