NOTICIAS

SALUD PÚBLICA ADHIERE AL DÍA MUNDIAL SIN TABACO

Este martes se realizará una actividad de concientización en el Parque de la Democracia. La cartera sanitaria trabaja en la capacitación de agentes del sistema de salud y en políticas de prevención del tabaquismo y promoción de la Cesación Tabáquica. En Argentina, mueren más de 45.000 personas al año por enfermedades relacionadas con el tabaco.

El Ministerio de Salud Pública del Chaco adhiere a la conmemoración del Día Mundial Sin Tabaco que se celebra en todo el mundo cada 31 de mayo. Esta celebración anual informa acerca de los peligros que supone el consumo de tabaco, las prácticas comerciales de las empresas tabacaleras, las actividades de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para luchar contra el tabaquismo, y reivindicar el derecho a la salud y a una vida sana, y proteger a las futuras generaciones.

 

Como parte de las acciones, el Programa Provincial de Prevención y Control del Tabaquismo realizará, este martes de 16 a 18, una actividad en el Parque de la Democracia, con presencia de médicos y agentes sanitarios, donde se brindará una consejería abierta y se entregará folletería e información.

 

Este año el lema global es “El tabaco, una amenaza creciente”. El consumo de tabaco es la principal causa de enfermedad, discapacidad y muerte en el mundo. La epidemia de tabaquismo es una de las mayores amenazas para la salud pública que tuvo que afrontar el planeta. Mata a más de 8 millones de personas al año, de las cuales más de 7 millones son consumidoras directas y alrededor de 1,2 millones son personas no fumadoras expuestas al humo ajeno.

 

En Argentina, mueren más de 45.000 personas por año por enfermedades relacionadas con el tabaco. La mayoría muere por cáncer, enfermedad cardiovascular, EPOC, neumonía y ACV. Entre ellas, unas 5.000 personas son no fumadoras expuestas al humo de tabaco ajeno. Esto representa el 14 % de todas las muertes en el país.

 

En el país, según la Cuarta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (que data de 2.018), la prevalencia de consumo de tabaco (cigarrillos) muestra un sostenido descenso desde 2005. Si bien estas cifras son alentadoras, todavía fuma uno de cada cinco adultos del país; uno de cada cinco trabajadores permanece expuesto al humo de tabaco en su lugar de trabajo y casi la mitad de la población vio publicidad de tabaco en los puntos de venta de cigarrillos.

 

Acompañando estas tendencias, un 50% de los fumadores intentó dejar de fumar en el último tiempo. Sin apoyo para dejar, solo el 4% de los intentos funciona. El acompañamiento profesional puede duplicar las probabilidades de éxito para abandonar el tabaco.

 

Según recalcó Graciela Godoy (MP 4.868), médica neumonóloga y coordinadora del Programa Provincial de Prevención y Control del Tabaquismo, “es un factor de riesgo prevenible y su prevención sirve para evitar aquellas enfermedades crónicas no transmisibles asociadas a esta epidemia, tanto para fumadores como no fumadores”. Se calculan en 400 millones los fallecimientos por enfermedades relacionadas con el tabaco para el período 2.010-2.050 en todo el mundo. Desde el Programa Provincial se trabajan estrategias para la prevención del consumo de tabaco y para el acompañamiento de aquellas personas que deciden dejar de fumar mediante la Cesación Tabáquica.

 

Humo de primera, segunda y tercera mano

 

Cuando se fuma se genera un humo que contiene unas 7.000 sustancias muchas de ellas muy tóxicas y unas 70, como las nitrosaminas específicas del tabaco, que causan cáncer. Este humo no solo se libera al ambiente causando daño a las personas y los animales que allí se encuentran (humo de segunda mano) sino que también, suspendido en las distintas superficies, se sigue liberando en el ambiente, horas, días y hasta meses más tarde.

 

Godoy advirtió que las sustancias tóxicas del humo de tercera mano se adhieren a los sillones, las cortinas, el polvo y demás lugares de la casa, incluyendo la ropa del fumador y son absorbidas por los bebés que gatean o se llevan a la boca lo que encuentran en el piso o la ropa de sus padres. “Esto tiene un terrible impacto, particularmente en las y los niños que conviven con fumadores y tienen mayor riesgo de sufrir varias enfermedades, sobre todo respiratorias”, recalcó.

 

Por otra parte, las colillas de los cigarrillos concentran muchas de las sustancias tóxicas del tabaco y son la principal causa de basura en el mundo. Están hechas de acetato y tardan más de 20 años en degradarse, liberando al suelo y al agua muchas de las sustancias tóxicas que se encuentran concentradas en ellas, como la nicotina, el arsénico, el níquel, el cadmio, el plomo y otros. Estos tóxicos vuelven al agua que tomamos todos. También es frecuente que peces y aves confundan las colillas con alimento y las ingieran por error con el daño que eso conlleva. Para tener una idea de la magnitud del problema, en Argentina cada año se desechan unos 32.000 millones de colillas.

 

El tabaquismo es un factor de riesgo modificable y prevenible y, en los últimos años, la implementación de políticas de control del tabaco se ha extendido mundialmente. Cada vez es mayor la población que toma conciencia del daño que genera y que está protegida por alguna de las cinco principales políticas contenidas en el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco: prohibición completa de la publicidad, promoción y patrocinio incluyendo la exhibición de los productos; disponibilidad de estrategias de tratamientos asequibles para dejar de fumar; advertencias sanitarias con pictogramas en los envases de los productos de tabaco; ambientes cerrados 100% libres de humo de tabaco; y aumento de impuestos para generar productos más caros y menos asequibles.

 

Capacitaciones para la prevención

 

Desde el Programa Provincial de Prevención y Control del Tabaquismo se realizan capacitaciones a agentes sanitarios de efectores de salud de la provincia, para afrontar la labor de concientización y prevención del consumo de tabaco y consultoría para pacientes en Cesación Tabáquica. “La persona que está pensando o decide dejar de fumar puede acercarse al centro de salud de su barrio o consultar con algún profesional que lo acompañará y guiará en este proceso según lo que necesite cada caso”, expresó Godoy. También existe una línea gratuita nacional que atiende las 24 horas al 800-999-3040, y está próxima a habilitarse una similar en la provincia. No obstante, los interesados pueden comunicarse con el Departamento de Enfermedades Crónicas no Transmisibles del Chaco, de lunes a viernes de 8 a 13 horas, al número 03624452644.